sábado, 25 de diciembre de 2010

El error de gestionar por objetivos

¿Cómo se establece un objetivo? ¿Qué intenta conseguir un objetivo?¿Cómo se mide la consecución del mismo? Las respuestas a estas preguntas son muy interesantes a la hora de entender porqué todos los objetivos son aleatorios y, en todo caso, no son mas que un deseo expresado en cifras basados en lo que hemos hecho hasta ahora. Ningún objetivo ayuda a mejorar el sistema, sino que en la mayoría de los casos sólo consigue suboptimizarlo.

Gran reflexión en el blog de José María Raventós

Y alternativas.
"En las organizaciones gestionadas por objetivos la función de los Managers es controlar a las personas para que cumplan con los objetivos que ellos han puesto. En las que están gestionadas por modelos “Systems Thinking”, la obligación de un Manager es aportar valor al sistema y ayudar a los trabajadores a aportar valor al cliente / usuario."


Espeluznante en la primera de las entradas el ejemplo clarificador del error de gestionar por objetivos...
"Tengo una familiar que trabaja como enfermera en un Centro de Asistencia Primaria (CAP) en el Servei de la Salut de Catalunya que me cuenta un buen ejemplo: En su trabajo, los médicos (en este caso pediatras) tiene que cumplir con unos objetivos de un determinado cupo de pacientes al mes (vinculado a su retribución).
Cuando una familia acude a urgencias del centro con un menor, se le abre una historia médica en pediatría. Si este paciente no vuelve para hacerse vacunar o pasar revisiones periódicas, el médico al final de mes, cuando vé que no llega a los objetivos de cupo lo que hace es rellenar las historias clínicas con datos falsos: vacunas y revisiones periódicas.
Además también tienen un target con un porcentaje de diagnosis de asma. Si no llegan al target, lo que hacen es poner datos falsos de detección de asma en pacientes que no lo tienen.
La triste consecuencia de ello, según me relata esta enfermera, es que el día que el paciente-niño vuelve al centro, en su historia constan datos falsos, como pueden ser las vacunaciones o el asma, lo cual constituye un serio riesgo para la salud de los niños."

Y también tremendo este otro ejemplo de error en la gestión por objetivos:
"En una multinacional de alquiler de coches en la que trabajé, cuando los coches nuevos, necesarios para atender la demanda, llegaban entre los días 25 al 30 del mes no se podía alquilar, pues al introducirlos en el sistema, éste los contaba como activo y distorsionaba las cifras para conseguir los objetivos financieros del mes. La consecuencia era pérdida de negocio (no aceptábamos reservas) y tener a los clientes esperando a que otros devolvieran sus coches mientras en nuestro parking había cientos de coches parados."

2 comentarios:

maeglin dijo...

Me ha interesado mucho tu entrada. Seguramente te citare en un blog sobre Psicología de las Organizaciones que estoy haciendo. Después de Navidad, mi objetivo ahora es comerme unos canalones de Sant Esteve.

silta - juan tatay dijo...

Que aproveche!! Encantado de que me cites, aunque mejor cita a los autores originales, yo sólo remarco lo que me interesa de lo que voy leyendo y me gusta, comparto o expresa mi sentir.
A veces tengo la sensación de eso ya lo sabía o lo aplico pero que mérito tiene escribirlo y además hacerlo bien.

Namaste,